Tropas ucranianas denuncian uso de armas químicas en Mariúpol

 

Tropas ucranianas que combaten en Mariúpol han asegurado que fueron atacadas con armas químicas por los rusos, en lo que es la primera denuncia concreta del uso de estas armas en la guerra de Ucrania.

El presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, ha alertado también del posible uso de armas químicas en un mensaje difundido este martes.

Estados Unidos y Reino Unido están investigando lo ocurrido, mientras las milicias prorrusas de Donetsk, que combaten en Mariúpol, niegan haber utilizado armas químicas.

Denuncia del Batallón Azov 

La denuncia del supuesto uso de armas químicas parte del fundador del Batallón Azov, una unidad militar de ideología neonazi integrada en el Ejército de Ucrania. Andrei Biletsky ha asegurado en un mensaje de Telegram en la madrugada de este martes que las tropas rusas han utilizado una sustancia química en Mariúpol y que tres personas han resultado heridas leves. 

En su mensaje, Biletsky asegura que Rusia ha usado una sustancia venenosa de origen desconocido que ha sido arrojada desde un dron sobre la acería de Azovstal, el último bastión de las fuerzas ucranianas en Mariúpol.

Varios militares y civiles relatan en un vídeo difundido por el batallón y por el ayuntamiento de Mariúpol que algunas personas sufrieron síntomas de asfixia, hiperemia facial, hipertensión arterial, sequedad e inflamación de la boca y de las mucosas de los ojos debido a una nuble blanca que afectó a la planta el lunes. Ninguno de los afectados está grave y la afectación a los civiles fue «mínima», según el vídeo.

Las mismas fuentes reconocen que es imposible realizar un análisis toxicológico en este momento debido a los combates y al asedio ruso a la ciudad.

«El uso de armas de químicas por parte del ejército ruso ya ha sido discutido con los líderes mundiales – ha explicado el presidente Zelenski – Ese momento significa que era necesario reaccionar a la agresión rusa mucho más fuerte y rápido«.

Las fuerzas prorrusas niegan un ataque químico

Por su parte, la milicia separatista prorrusa de Donetsk niega haber usado armas químicas para asaltar la planta industrial. «Las fuerzas de la república popular de Donetsk no utilizaron ningún arma química en Mariúpol», ha señalado el portavoz de la milicia, Eduard Basurin.

El Ministerio de Defensa ruso ha informado de que un grupo de militares ucranianos de hasta 100 personas en vehículos blindados intentó abrirse paso desde el territorio de la planta y abandonar la ciudad en dirección norte. Los rusos destruyeron la columna y apresaron a 42 soldados, según la misma fuente.

Reino Unido y EE.UU. intentan comprobar la información del supuesto ataque 

La ministra británica de Relaciones Exteriores, Liz Truss, ha informado de que ya están estudiando si los rusos han utilizado armas químicas en Mariúpol. «Estamos trabajando urgentemente con nuestros socios para verificar los detalles. Cualquier uso de tales armas sería una escalada insensible en este conflicto y haremos que Putin y su régimen rindan cuentas», ha asegurado.

«Hay algunas cosas que están más allá de lo aceptable. El uso de armas químicas tendrá una respuesta y todas las opciones están sobre la mesa sobre cuál será esa respuesta«, ha declarado por su parte James Heappey, ministro de las Fuerzas Armadas, a Sky News.

Por su parte, el Departamento de Defensa de EE.UU. ha asegurado que el Pentágono está siguiendo de cerca las informaciones, aunque ha apuntado que no lo pueden confirmar aún.

Publicar un comentario

[blogger]

MKRdezign

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.
Javascript DisablePlease Enable Javascript To See All Widget